VISITA LA WEB OFICIAL DE JOSÉ LUIS MORENO

3/4/11

MORENO Y SOTO TOREO PARA RECORDAR. (HUELVA INFORMACIÓN) 02/04/11



Moreno y Soto, toreo para recordar Agradable tarde de toros que de nuevo sitúa a Higuera en el circuito de nuestra provincia y deja para el recuerdo el buen juego de los ejemplares de Cuadri, José Luis Pereda y un utrero de Fuenteymbro

Paco Guerrero / Huelva

GANADERÍA: Se lidiaron por orden de salida ganado de los hierros de Diego Puerta, Luis Algarra, FuenteYmbro, Hijos de Celestino Cuadri, Manuel Angel Millares, La Dehesilla y José Murube. Destacaron por su juego los de FuenteYmbro, Cuadri y la Dehesilla, a los que se les dio la vuelta al ruedo. Rajado, pero con posibilidades el de Murube, se dejó el de Diego Puerta y flojo de remos el de Millares. TOREROS: José Luis Parada. Dos orejas y rabo; Manuel Díaz 'El Cordobés'. Dos orejas y rabo; José Luis Moreno. Dos orejas y rabo; Aníbal Ruiz. Dos orejas y rabo; Carnicerito de Ubeda. Dos orejas y rabo; Oliva Soto. Dos orejas y rabo; Diego Ramos. Dos orejas y rabo; Incidencias. Plaza de toros de Higuera. Buena entrada cercana a los tres cuartos del tendido. La gentileza de la tarde hacia todos los actuantes se certifica en esa unanimidad que el palco adjudicó bajo el criterio de los máximos trofeos para todos. Es desde luego una comodidad a la hora de enjaretar esa ficha técnica de la crónica que resulta después de unas tres horas y cuarto de festejo. Tinte festivo y también de ilusión por haberse recuperado con mucho trabajo una cita que nunca debió caer sobre todo por rendir respeto a la memoria de quien tanto puso en ilusión por llevarla a cabo como fue Francisco Girón. De tanta justicia es eso como lo fue también el detalle de la gente de su pueblo para con Domingo Moya escuchando una de esas ovaciones poco antes del festejo que no pueden comprarse con dinero. Cuestión de cariño y de reconocimiento. No es ocasión de pararse a calibrar al milímetro el resultado de una tarde en relación a esa globalidad de trofeos pero si hay que decir que ayer hubo tres faenas que sobrepasan con creces esa amabilidad presidencial y que son dignas de enmarcarse en un festejo que dejó ver en los inicios del mismo a un veterano Parada en una lección severa de templanza frente al ejemplar de Puerta al que le dieron desde el caballo un castigo fuerte. Bien el veterano torero de Sanlucar, tirando, mimando, sintiendo la embestida bondadosa de un toro venido a menos ya a la final de una lidia que deja sabor de esa veteranía que siempre gusta ver. El cordobés tuvo un novillo gazaponcillo y orientado por el pitón derecho. Puestos asi no es de extrañar que el torero anduviese mas cómodo por el pitón izquierdo en una faena que aunque con altibajos lo cierto es que por momentos dejó ver la expresión de un toreo relajado y lucido por parte de este manolo que inevitablemente aportó al conjunto los adornos típicos de ese toreo que siempre anda buscando ganarse el favor general del tendido. también ayer lo consiguió. Decía antes que hubo en la tarde dos faenas muy intensas y ademas frente a dos buenos toros, algo que las dimensionan aun mas en la importancia que deben de tener. Una de ellas se la cuajó ese torero, estilista, valiente y comprometido con el buen gusto como es José Luis Moreno. Cuajó por sendos pitones de un notable ejemplar de Fuenteymbro, una labor de mucho sabor y torería. Toreo grande a un novillo bastante completo en cuanto a sus cualidades de nobleza, fijeza y bravura y con el que el torero se sintió pleno desde el comienzo de su lidia. Muletazos profundos y largos que llenan de buenos recuerdos la faena de este torero de Córdoba. La otra referencia de buen toreo la dejó impresa en la tarde el camero Oliva Soto. Toreo de mucha exquisitez y estética acompañando a un nobilísimo ejemplar de José Luis Pereda al que le dio mucho sitio aunque es incuestionable que también llegaron muchos muletazos obligando por bajo al ejemplar del ganadero onubense. Faena de altos vuelos por sendos pitones que se enmarca entre lo mejor de una tarde donde también hay que contar con el buen son de un toro de Cuadri con el que Aníbal Ruiz no terminó de acoplarse del todo. Repetía con nobleza y ligereza el de Comeuñas pero a la faena, con algún ladrillo bien puesto, le faltó el cemento. Carnicerito lo intentó ante un utrero con escasas posibilidades de Millares y el novillero Diego Ramos cerraría esa extensa tarde de toros que ayer vivimos en Higuera, frente a un novillo rajaito de Murube pero que por momentos dejó ver las buenas formas que se le intuyen a este Ramos.