VISITA LA WEB OFICIAL DE JOSÉ LUIS MORENO

28/9/10

DECLARACIONES DE MORENO A APLAUSOS SEMANARIO TAURINO.

"Sentí cómo el pitón llegaba hasta el hueso"
Por Ángel Berlanga

José Luis Moreno, herido grave el sábado en Pozoblanco, se recupera en el hospital de la localidad cordobesa de la cornada de tres trayectorias que le propinó un toro de Jandilla cuando actuaba mano a mano con El Juli. "Está siendo un año duro, no me gustaría acabar la temporada como la comencé: en la cama, por eso voy a hacer todo lo posible por volver el día 10 en Montoro", señala.
El percance sobrevino al dar un pase de pecho tras una serie al natural: "Estaba muy entregado, con todo el peso del cuerpo apoyado en la pierna derecha, cuando el toro lanzó un derrote seco con la mala suerte de que hizo carne". La herida, con tres trayectorias, rompió el abductor mediano y llegó hasta el fémur, con arrancamiento óseo incluido: "Sentí perfectamente cómo el pitón llegaba y golpeaba el hueso. Sabía que la cornada era seria, por el dolor y la hemorragia que produjo". A pesar de todo, Moreno aguantó en el ruedo hasta dar muerte al toro: "Vi que la pierna todavía me respondía y saqué fuerza de mi mente para quedarme en el ruedo. La mente es muy poderosa y muchas veces es capaz de llevar al cuerpo adonde no quiere ir".A pesar de todo, el diestro cordobés admite que todo marcha bien: "De momento no he tenido fiebre y, aunque tengo los dolores lógicos, todo está siguiendo su curso normal. Lo que más me dolió -prosigue- fue no poder rematar un mano a mano tan bonito. Me dio mucha rabia, era una tarde preciosa, había un ambiente muy bueno y tenía todos los ingredientes para que fuese un festejo de disfrutar a tope, pero mira, a las primeras de cambio apareció el lado que nosotros no queremos nunca que aparezca".No es la primera vez que José Luis Moreno visita una enfermería este año: "Está siendo una temporada muy dura, pero no me gustaría terminarla como la empecé: en la cama", cuando un toro de Victorino le pegó otra grave cornada en el muslo en la plaza de Castellón. "Los percances forman parte del guión, hay años que todo marcha rodado y otros que toca vivir la cara amarga de la profesión. De todos modos a mí no me pilla de nuevas, tengo experiencia en este sentido y sé que hay que aceptarlo todo con entereza y mirar hacia adelante, que seguro que todavía quedan muchas cosas bonitas por vivir".Moreno está anunciado el próximo domingo en la localidad toledana de Olías del Rey: "No creo que pueda llegar a ese compromiso, porque la cornada ha causado muchos destrozos y posiblemente sea un poco precipitado, pero sí me gustaría reaparecer al domingo siguiente, día 10, en Montoro (Córdoba). Tengo por delante quince días y voy a hacer todo lo posible por acabar el año delante del toro".